Ads 468x60px

martes, 23 de junio de 2009

Síndrome del Niño Sacudido


El “Síndrome del Niño Sacudido” o “Shaken Baby Syndrome
como se le conoce en inglés, es una lesión al cerebro del bebé por sacudirlo con fuerza que produce edema (hinchazón) del cerebro, sangrado, lesiones en la columna vertebral y, en algunos casos, daño cerebral permanente o la muerte.

Nombres alternativos
Síndrome del bebé sacudido; Bebé sacudido y desnucamiento


El síndrome del niño maltratado puede presentarse incluso con una sacudida de sólo 5
segundos

¿Qué es el síndrome del bebé sacudido?

EL síndrome del bebé sacudido se refiere a un tipo de lesión cerebral (el cerebro rebota de un lado a otro contra los lados del cráneo) que ocurre cuando se sacude con violencia a un bebé o niño pequeño. Las sacudidas pueden causar hemorragias en el cerebro (hemorragias subdurales) o hemorragias en las retinas (hemorragias retinales). Ocurren más lesiones cuando se tira al bebé sacudido en una superficie, resultando en el síndrome de impacto sacudido.

¿Por qué se le sacude a un bebé?

Por lo general, quien cuida a un bebé se altera cuando éste llora. Dicha persona pierde el control y sacude al bebé.
Los padres o los cuidadores pueden pensar que el sacudir y descargar su frustración con el bebé hará que este pare de llorar. Algunos puede que no sepan que los resultados de sacudir a los niños son tan devastadores como lo son en realidad.

¿Quién sacude a los bebés?

Cualquiera puede sacudir a un niño, incluso la mamá, el papá o el personal encargado del cuidado del niño.
Las observaciones de especialistas en atención a menores indican que en más del 60% de los casos es un hombre quien sacude al bebé; siendo más específicos, casi siempre se trata de adultos mayores de 20 años que pueden ser la pareja de una madre soltera e incluso el padre del menor. Por lo que respecta a las mujeres agresoras, es más común que se trate de una persona a la que se encargó el cuidado del pequeño, ya que este tipo de violencia raramente es practicada por la madre.
Las evidencias muestran que el maltrato infantil se observa con más frecuencia en hogares disfuncionales (donde hay mala comunicación y priva un ambiente de violencia), pero también se ha encontrado que no siempre hace falta que el agresor tenga antecedentes de problemas emocionales evidentes: una persona que no ha dormido bien o que pasa por momentos de estrés, y que se encuentra con un bebé que no deja de llorar, puede sentir el impulso de sacudir al pequeño para callarlo.

¿Qué sucede cuando se sacude a un bebé?

Un niño o bebé al que le han sacudido y por tanto tiene presión en el cerebro puede tener síntomas como estos:
  • Vómitos

  • Convulsiones similares a las de un ataque epiléptico (ataques)

  • Poco apetito o problemas para alimentarse (mala alimentación)

  • Dificultades para respirar

  • Estado de inconsciencia o Letargo (cansancio extremo (fatiga), falta de movimiento, somnolencia)

  • Piel de color pálido o azul

  • Magulladuras, como por ejemplo las marcas donde se le agarró, en los brazos o pecho

  • Una frente que parece más grande de lo normal, o una fontanela que parece sobresalir

  • Incapacidad para levantar la cabeza

  • Temblores

  • Incapacidad para concentrarse o seguir movimiento con sus ojos (Mirada fija)
Las posibles consecuencias de sacudir a los bebés o niños pequeños más extremas incluyen:
  • Daños al cerebro

  • Ceguera

  • Pérdida auditiva

  • Trastornos del habla y del aprendizaje, incluyendo retraso mental

  • Ataques epilépticos

  • Daño al cuello y a la espina dorsal, que puede llevar a disfunciones motores que varían en severidad desde torpeza a parálisis

  • Fracturas en el cráneo (cuando hubo un impacto en la cabeza con algún mueble o superficie dura), costillas o extremidades (a causa de la manera en que fue sujetado o cuando se le deja caer al suelo).

  • Desprendimiento de retina (tejido interno que se separa del resto del globo ocular) que genera pérdida de la visión.

  • Estado vegetativo.

  • Inconsciencia

  • Coma

  • Muerte del menor.
Ante la presencia de estos síntomas, se requiere acudir o llamar a la brevedad al servicio de emergencias o, en su defecto, hablar al pediatra para solicitar su ayuda. En caso de que se tenga que esperar en casa hasta que lleguen los especialistas, es importante tomar en cuenta las siguientes medidas de primeros auxilios:
Si el niño deja de respirar, se debe comenzar a la reanimación del menor
Si el niño vomita y no se sospecha de una lesión en la columna, se le debe voltear la cabeza hacia un lado para evitar que se ahogue. En cambio, cuando se sospecha de una lesión, se debe girar con mucho cuidado todo el cuerpo sobre un costado, teniendo cuidado de proteger el cuello para prevenir ahogamiento y aspiración.
No se debe levantar al niño ni sacudirlo para mantenerlo despierto.
Tampoco se debe intentar que consuma algún medicamento por vía oral.


¿Se puede prevenir el síndrome del bebé sacudido?

Sí. NO sacudas a los bebés o a los niños, NUNCA.
El llanto del bebé es molesto porque sirve para llamar la atención del adulto, a fin de que éste ayude al infante a satisfacer sus necesidades de alimento, sueño y afecto, así como para manifestar incomodidad por un cólico (dolor abdominal por la presencia de gases intestinales) o una enfermedad.

¿Qué pueden hacer los padres o los cuidadores cuando un bebé llora?

Cuando se responde con la verdad acerca de sacudir a los bebés, los padres o cuidadores suelen decir a menudo que la sacudida ocurrió cuando el bebé lloraba desconsoladamente. Hay algunas cosas que puedes hace para evitar la probabilidad de enfadarte y sacudir al bebé.
  • Primero, asegúrate de que no le pase nada obvio al bebé. Deberás de mirar a ver si el pañal está limpio o si el bebé tiene hambre, frió o calor. Asegúrate de que no haya ninguna señal de enfermedad, como por ejemplo fiebre o hinchazón. También deberás comprobar que no hay ninguna situación que le cause dolor, como los cólicos. Alguna situación molesta para el chiquito, por ejemplo que se halla enroscado en las sábanas o manta.

  • Si las necesidades del bebé están cubiertas, poner la radio, o canta y háblale al bebé.
    Ofrécele al bebé un juguete o un chupete.
    Lleva a tu bebé o niño/a a dar un paseo en coche (auto) o cochecito (carriola).
    Prueba un columpio.

  • Pídele a alguien que te ayude con el bebé durante un periodo de tiempo para que puedas tomarte un descanso y así calmarte. Esta persona que te ayude puede ser una amiga, un colega del trabajo, algún vecino, o un miembro de tu familia. Es muy razonable el pedir ayuda. Los bebés lloran un tiempo estimado de una a tres horas al día.

  • Si no hay nadie más disponible para relevarte, pon al bebé seguro en su cuna y vete del cuarto durante diez minutos o así mientras te calmas. Acuérdate de que llorar no hace daño a los niños/as, pero las sacudidas sí.
    Luego de 5 a 10 minutos se debe regresar a ver al bebé, teniendo en cuenta que hay veces en que los pequeños lloran sin importar todas las medidas que se tomen. De cualquier forma, si el llanto persiste, el infante debe ser revisado por el médico para estar seguro de que no padece alguna enfermedad (muchas de ellas se manifiestan con fiebre).

Finalmente, es muy aconsejable dar a conocer estas medidas de prevención a toda aquella persona a la que se encargue el cuidado del bebé, haciendo hincapié en que nunca se debe sacudir a un lactante o niño pequeño, sin importar el cansancio, enojo o estrés que se tenga. Como se ha visto, esta forma de violencia, aparentemente inofensiva, puede ocasionar daños severos o la muerte, y no debe ignorarse incluso cuando se sospeche que el agresor es un familiar o alguien conocido.

¿Quién corre el riesgo de tener el síndrome del bebé sacudido?

El síndrome del bebé sacudido pasa más a menudo en bebés de hasta un año de edad, y lo bebés de dos a cuatro meses son los que tienen mayor riesgo. El síndrome del bebé sacudido no suele suceder después de los dos años de edad, pero si la sacudida es extremadamente violenta incluso puede afectar a los niños de entre cinco y seis años.

¿Cómo se diagnostica el síndrome del bebé sacudido?

El SBS debe de tratarse inmediatamente. Los padres o cuidadores deben de llevar al niño/a a que le den atención médica de urgencia tan pronto como se den cuenta de que el bebé ha sido sacudido. Los adultos también deben de contarle al médico que el bebé ha sido sacudido. Algunos cuidadores que no digan la verdad pueden decir que el bebé se ha caído. Dependiendo de la severidad de los síntomas, los niños pueden requerir tratamiento como soporte respiratorio o una operación quirúrgica para parar una hemorragia.
Algunos síntomas se muestran enseguida, pero puede que otros no se hagan visibles hasta más tarde. Algunos niños pueden tener problemas de atención y problemas de comportamiento más adelante en su vida debidos a haber sido sacudido cuando eran bebés.
A los profesionales de la salud no siempre se les dice la verdad sobre si la sacudida ha sido parte de la lesión o no. Además, los bebés y niños muy pequeños no pueden contar a los médicos o a las enfermeras lo que les pasó o lo que les duele. Muchos de los síntomas del SBS (como la irritabilidad, el vomitar, o la apatía) también son comunes para las enfermedades menos serias como las infecciones virales.
Se ha sugerido que los médicos deberían de usar pruebas adicionales cuando parece que sea posible que haya una lesión cerebral. Los rayos-x pueden mostrar una fractura craneal y los médicos pueden recomendar una prueba de resonancia magnética (siglas en inglés MRI) o un escáner por tomografía computerizada (siglas en inglés CT). Se le debe de dar especial atención a cualquier evidencia de hemorragia retinal (hemorragia en la parte posterior del ojo).


Prevención

NUNCA se debe sacudir a un bebé o niño, ni al jugar ni por enojo. Incluso el hecho de sacudirlo suavemente puede llegar a convertirse en una sacudida violenta, cuando se está enojado. No se debe cargar a un bebé durante una discusión. Si la persona se da cuenta de que está molesta o enojada con su bebé, lo debe colocar en la cuna, salir del cuarto, tratar de calmarse y llamar a alguien para solicitarle ayuda. Se debe llamar a un amigo o a un familiar para que venga y se quede con el niño en caso de perder el control. Para buscar ayuda y orientación, se puede hacer uso de recursos tales como la línea de maltrato al menor y la línea local para el manejo de la crisis. Se recomienda buscar ayuda profesional y asistir a clases sobre la crianza de los hijos. No se deben ignorar las señales si se sospecha que un niño es víctima de maltrato en su hogar o en el hogar de alguien conocido.


Difícil diagnóstico

No es sencillo reconocer o comprobar a simple vista el síndrome del bebé sacudido, ya sea porque los niños no siempre muestran señales visibles de agresión o porque la gran mayoría de los episodios ocurren sin que haya testigos.
Por eso es indispensable que el pequeño sea revisado por especialistas del servicio de urgencias, ya que sólo a través de resonancia magnética (obtención de imágenes del interior del organismo a través de la acción de campos magnéticos) o tomografía (sistema especial de rayos X que sirve para tener gráficos “en rebanadas”) es posible detectar lesiones como hematoma subdural (acumulación de sangre entre el cerebro y el cráneo) y edema cerebral (hinchazón de la masa encefálica).
Asimismo, una radiografía puede revelar la presencia de fracturas en el cráneo, en tanto que la observación del ojo puede revelar la presencia de hemorragia de retina (sangrado en la parte interna del globo ocular). Ambos hechos son también indicadores de que un niño ha sido víctima de agresión.
Vale la pena subrayar que el diagnóstico certero no sólo ayudará a los servicios médicos a dar la mejor atención posible al niño, sino que permitirá diferenciar un hecho accidental de otro intencional, y en este último caso hará posible la toma de acciones legales para castigar al infractor.

Primeros auxilios

Se debe llamar al número local de emergencias o a al de emergencias de su proveedor de servicios de salud. Es necesario tratamiento de emergencia inmediato.
Si el niño deja de respirar antes de que llegue la ayuda de emergencia, se debe comenzar a administrar RCP.
Medidas que se deben tomar si el niño está vomitando:
  • Si se cree que no hay una lesión en la columna, se le debe voltear la cabeza hacia un lado para evitar que se ahogue y se broncoaspire (aspiración).

  • Si se cree que hay una lesión en la columna, se debe girar CON CUIDADO todo el cuerpo del niño hacia un lado al mismo tiempo (como girando un tronco), teniendo cuidado de proteger el cuello para prevenir ahogamiento y aspiración.
No se debe:
  • Levantar al niño ni sacudirlo en un intento por despertarlo.

  • Intentar administrarle nada por vía oral.

  • Se debe buscar asistencia médica de emergencia si

  • Se debe consultar con el médico si un niño presenta cualquiera de los signos o síntomas mencionados sin importar su gravedad e igualmente si se sospecha que el niño presenta el síndrome del niño maltratado.
"Síndrome del bebé sacudido" cambia de nombre. La Academia Estadounidense de Pediatría desea que los médicos comiencen a utilizar el término: "Trauma capital por abuso", por ser más científicoLa Academia Americana de Pediatría (The American Academy of Pediatrics) ha decidido que el nombre de esta forma de abuso es poco científico y ha decidido, por consenso, cambiarle el nombre a “Trauma Craneal por Abuso” (Abusive Head Trauma), una condición que afecta, sólo en los Estados Unidos a unos 1,200 a 1,400 niños los cuales sufren lesiones o mueren debido a que los padres o los cuidadores los agitan con demasiada fuerza.

Esta información proviene de publicaciones científicas online y en ningún caso reemplaza el consejo de su médico o proveedor de servicios de salud.

Sitios consultados
Cleveland Clinic Center for Consumer Health Information
Salud y Medicinas México
Cuadernos de Medicina Forense (Dr. M. Rufo Campos - Profesor Asociado de Pediatría. Universidad de Sevilla. Jefe de Neurología Infantil.
Hospital Infantil. Hospitales Universitarios Virgen del Rocío. SEVILLA)
National Institute of Neurological Disorders and Stroke




Volver atrás

9 comentarios:

Mami de Juampi, Donato Y Giulietta dijo...

La info es buenisima, como siempre.
La verdad que a medida que leia se me ponia mas y mas la piel de gallina.
Se que cualquier padre o madre puede perder la calma porque su hijo llora desesperadamente y nosotros estamos cansados, y eso nos irrita, pero tenemos que atarnos las manos antes de aplicar cualquier violencia por mas inocente que nos pueda parecer como un sacudon.

Muchas gracias por hacernos conocer esto, la verdad no lo conocia, y se que puede ayudar a muchisima gente.


Un besote!

Viviana y Sofia dijo...

perfecto el tema nancy!

recuerdo qescuche el testimonio de un padre (gallego, y aclaro q no es mala intencion) que decia de su hijo hospitalizado:

"lloraba,lloraba, y cuando mas le sacudia, mas lloraba... no dejaba de llorar" decia el muy animal... y se sorprendia!!!!

Nancy y Matías dijo...

Vane: Muchas gracia por tu cometario. Sabés que yo tuve la misma sensación que vos porque pensaba en cuantas veces vi padres dándoles sacudones a sus niños. En ese momento no sabía de esto pero en cuabnto me enteré me senté y se lo conté ami marido para ponerlo al tanto. ël tampoco tenía idea de esto y se asombró con los resultados fatales que puede ocasionar un simple sacudón. En esto de ser padres nunca se termina de aprender algo. Por el bien de nuestros niños hay que mantenerse informado. Besotes par vos también.
Vivi: Se me representó la imágen de que contás y no me lo puedo sacar de la cabeza. Es que no soportó ver llorar o sufrir a una criatura y esta pobrecita lo estaba pasando realmente mal.
Cariños para vos y Sofi.

Marcela y Sergio dijo...

Desconocíamos este dato. Muchas gracias por compartirlo. Lo vamos a recomendar.
Saludos Nosotros

Nancy y Matías dijo...

Marcela y Sergio: Gracias por haber comentado y por los saludos chicos. Les cuento que ya también desconocía de este tema. El mismo día en que me enteré decidí publicarlo, porque nunca escuché a un médico pediatra advertir de esto a los padres y es realmente importante saberlo.
Gracias nuevamente y cariños.

Anónimo dijo...

MUCHAS GRACIAS POR LA INFORMACION PERO DEBERIA HABER UNA MANERA DE DIFUNDIRLA MAS... UNA CAMPAÑA... PARA EDUCAR A LOS PADRES EN CUANTO AL TEMA.. NO SOLO A PADRES A TODOS.. YO LO BUSQUE PORUQE LO VI EN UNA NOVELA DE RESIDENTES Y COMO YO MENEO SUAVECITO A MI BB PARA DORMIRLO ME PREOCUPE PERO NADA NI PARECIDO OK.. PERO HAY PERSONAS QUE PARA QUERER SACARLE UNA SONRISA A LOS NIÑOS JUGANDO LO HACEN POR IGNORANCIA.

violeta dijo...

hola esta muy interesante el tema, y bueno desearia que me respondiera una pregunta, lo que pasa es que hoy lleve a mi bebe a un paseo en su carriola y los caminos de mi casa es tan muy pedregosos(hechos con piedras) por consiguiente al pasar po ellos la carriola se sacude al igual que mi bebe eso le puede afectar?y que podria hacer? gracias de antemano y espero su respuesta.

Matute dijo...

hola violeta:

Mirá, nosotros no somos médicos, solo encontramos el tema y tratamos de difundirlo. Pero me atrevería a arriesgar que no debes preocuparte demasiado por unas piedras.
Si el cochecito es bueno y uno anda con cuidado, entonces el bebé va protegido.
Si bien es recomendable siempre que uno vaya con mucho cuidado y tratando de no ir "a los saltos" con el cochecito (carriola).
Por otro lado, y ya que mencionás el tema. Nosotros siempre protestamos por las calles rotas de nuestra ciudad, ya que no permiten que uno pueda caminar tranquilo y a veces uno tiene que bajar a la calle, con el riesgo que eso conlleva obviamente.
Es más, hicimos un post sobre ese tema.
Podés verlo aquí: http://rondadecafe.blogspot.com/2008/12/los-dueos-de-la-vereda.html

Saludos

Anónimo dijo...

hay que difundir màs èsta información, para que las madres tengan conciencia de èsto y sepan hablar con la gente que quede cuidando a sus bebès, hay mucha falta de informaciòn respecto a èste sìndrome. Muchas gracias, soy una futura abuela.